Mariela Freire

 

Mariela Freire

Mariela Freire, es cantautora católica, está casada con Gustavo Agüero, son predicadores y servidores de la música.

A los 16 años formaba parte de ministerio de música “Maranatha”, con quien compartió los mismos escenarios que Daniel Poli, Martin Valverde.

A los 23 años, forman un nuevo ministerio de música que se llamara “Kénosis”, con el que graban dos CD.

Durante todos estos años Dios los ha llevado a recorrer muchos lugares para servir tanto en la predica como en la música, así recorriendo la gran mayoría de las diócesis de nuestra región y también en varios retiros nacionales de jóvenes en la casa de retiros de San Antonio de Arredondo.

En el año 1999 integraron el primer grupo regional de jóvenes, el que luego se transformaría en la secretaria regional de jóvenes donde fue coordinadora hasta fines del año 2017, donde compartió ese espacio con Hugo Gasalla, Mariana Gonzales y Bety Ilundain. Desde aquí trabajaron arduamente con un grupo de 20 jóvenes para que el Señor envié un avivamiento juvenil a toda la región, realizando retiros regionales, diocesanos, encuentros de formación, seminarios de vida, etc.

Hoy muchos jóvenes de esos tiempos son miembros de los equipos coordinadores o coordinadores en distintas diócesis.

Durante todos estos años es invitado a servir en distintas comunidades dando predicas, formación, y música. Así como también en conciertos y eventos de música católica.

Actualmente coordinan un grupo de oración “Corazón Nuevo” en donde sirven en la predica y en la música. Dicha comunidad se define como “Somos una familia espiritual, que adora a Dios, formadora de discípulos misioneros de Jesús, servidores de los pobres”.

Es así que trabajaron más de 10 años en la recuperación de personas con problemas de adicciones, actualmente una vez por semana llevan comida a personas en situación de calle en la estación Lanús y el Hospital Evita.

Tienen dos hijas, Agustina y Loana que formo su familia con Catriel y tienen un bebe que se llama Immanuel. Todos sirven en la iglesia, como familia.

“Buscamos adorarlo, elevando nuestra alabanza a él, que nos dio la vida, que nos rescató y redimió, no solo en la música, sino adorarlo también en todo acto de amor que tenemos para con los más necesitados, en el encuentro con el otro donde vemos a Cristo Doliente” Mariela Freire